Extra

Actualidad

Asesinato del capataz de Cartes tiene el sello de la mafia

Cerca de la cinco de la mañana de ayer, un transeúnte avisó a la policía que observó una camioneta incendiándose y un hombre tirado en el suelo, a unos 150 metros de la Ruta V, en Pedro Juan Caballero. La policía encontró una macabra escena: el hombre estaba muerto, con las manos cortadas, con varios disparos en la cabeza y en la espalda. Le pusieron una bolsa por la cabeza y todo su rostro terminó quemado.

Empleado de Horacio

La víctima llevaba dentro de su ropa interior su billetera con sus documentos. La policía confirmó que se trataba de Norberto Benítez Caballero (38), capataz de la estancia Cerro Perõ, propiedad del presidente Horacio Cartes. La noche anterior, Norberto fue raptado en el barrio Jardín Aurora, cuando en compañía de su concubina Angélica Vázquez se dirigía a la casa de su suegra.

Cuando estaban a solo dos cuadras de llegar, fueron interceptados por una camioneta Chevrolet S-10, de donde descendieron cuatro personas armadas hasta los dientes. Obligaron a Benítez a subir a su vehículo y se dieron a la fuga. “Su muerte lleva sello de la mafia, tiene todas las características de un ajuste de cuentas, posiblemente involucrados al tema del narcotráfico”, expresó el comisario Evelio Loreiro.

Fuentes extraoficiales señalan que hace un mes cayó en la estancia de HC una avioneta con más de 500 kilos de cocaína. La droga desapareció y los narcos supuestamente habrían cobrado “cuentas” con el administrador de la propiedad. Sin embargo, esa noticia no trascendió en las filas policiales y ninguna comisaría reportó la caída de la aeronave.

El motivo del asesinato, hasta ayer, no fue confirmado por la policía. Con respecto a la desaparición de la droga, manifestaron que se trata de rumores de la prensa predrojuanina. “Él no tenía ningún enemigo” Juan Vázquez, cuñado de la víctima fatal, fue hasta el sitio de la ejecución y reconoció el cuerpo de Norberto Benítez. “Él trabaja hace más de seis años como encargado de personal de la estancia y nunca tuvo problemas, pero siempre comentó que el presidente (Horacio) Cartes es el propietario.

Él vivía tranquilamente en la estancia, no tenía enemigos y nunca recibió amenazas. Tampoco me habló de la caída de ninguna avioneta”, expresó el allegado. 500 Kilos de cocaína En la estancia Cerro Perõ habría caído una avioneta cargada de droga. Los narcos se fugaron, el cargamento no apareció y no hubo reporte policial.

Temas