Extra

Actualidad

Asesinado en Argentina: "Enloqueció cuando le dijo que iba a volver"

Hermana afirmó que ella lo retuvo con embarazo falso.

Era marzo de 2018. Richar Alejandro Sánchez Escobar (28) estaba decidido a terminar la relación con Gilda Acosta Duarte (47) y volver a Ñemby, de donde eran oriundos, desde Lomas de Zamora (Argentina), donde vivían. Pero se enteró de que ella estaba embarazada.

“Richar ya tenía que ir el año pasado a Paraguay a quedarse y ella salió con la noticia de que tenía un atraso”, dijo a EXTRA Carmen Sánchez, hermana del hoy finado.

Silvio Sánchez, sobrino del hombre, contó además que la pareja, en 2017, perdió unos mellizos y que desde aquel trágico suceso la relación se había desgastado, lo que habría llevado a la mujer a intentar retenerlo con el nuevo embarazo.

“En octubre tenía que parir y ella no parió, pasó para diciembre y no parió. Estamos por llegar a marzo del siguiente año y ella todavía no parió”, relató Carmen. Era mentira que esperaba un bebé.

Aparentemente, la mujer no pudo sostener la farsa y él decidió volver definitivamente. Compró su pasaje y el sábado 23 de octubre debía tomar su vuelo hacia Asunción, pero esto le costó la vida.

Ella lo mató: primero le golpeó con una mancuerna en la cabeza, luego lo apuñaló. Como no moría, ella lo estranguló. Ya muerto, le arrojó encima un mueble y cemento.

“Eso de que le abusó a al hijo de ella es una vil mentira, el nene ni siquiera vivía con ellos, ellos vivían solos”, aseguró Carmen. Gilda, en su confesión a policías, acusó a su pareja de haber abusado de su hijo de 13 años.

Carmen refirió que ella y su hermano coordinaron venir a Paraguay a fines de este mes. Todo estaba listo, pues ella también debía tomar un vuelo hacia Asunción. “Ella (por Gilda) enloqueció cuando (Richar) le dijo que iba a volver, que ya tenía los pasajes”, concluyó.

Ella mensajeaba desde su cuenta

El último contacto de Richar con sus seres queridos fue el pasado lunes 18 de febrero, cerca de la medianoche. “Él le dijo a su hijita que vendría a llevarle a la escuela el lunes (próximo), estaba muy emocionado con eso”, contó Pauli Benítez, su madrina.

Luego de esto, la madre de su hija empezó a recibir extraños mensajes en Facebook desde la cuenta del hombre. “Mandaba mensajes donde hablaba mil maravillas de esa mujer (Gilda)”, comentó.

El miércoles, Gilda fue a una comisaría a confesar todo. Y dijo que lo mató en diciembre. No obstante, según el informe forense, el cuerpo tenía 24 horas de fallecido.

Carmen contó que el último contacto que tuvo Richar con su hija (sobrina de él) fue cerca de la medianoche del lunes 18. “Creemos que le mató esa madrugada del martes”, dijo.

Dejá tu comentario