Extra

Actualidad

Asaltan a abuelos, les roban un platal y comen su asado

Violento asalto con toma de rehenes en Juan de Mena, Cordillera. Maniataron a dueños, al capataz y se llevaron más de G. 30.000.000.

Ya casi estaba lista la cena, cuando a las 19:30 del domingo cinco hombres vestidos con ropa camuflada entraron violentamente a la estancia Las Mercedes, propiedad de Félix Ramón Brítez (72) y Febrezvinda Añazco Brítez (71), en Juan de Mena, Cordillera, exigiendo toda “la plata”.

Los delincuentes se llevaron G. 30.000.000, además de US$ 1.500 (G. 8.300.000), todo en efectivo, así como también joyas y la camioneta de don Félix, en la que se dieron a la fuga.

“Esa plata iba a ser para ir a visitar a mis dos hijas en Nueva York (Estados Unidos) y ver a los nietos”, lamentó la doñita.

Mucha violencia

Los bandidos, al darse a la fuga, encontraron que la cocinera de la vivienda, Leovigilda Enciso Pereira, llegaba a la propiedad y la tuvieron que alzar a la fuerza a la camioneta. Allí también la ataron de pies y manos.

Después de haber estado retenida hasta las 23:30 de ese día, ella finalmente logró zafar y corrió a pedir ayuda a una casa cercana, pero ya en la ciudad vecina de Coronel Oviedo (Caaguazú), desde donde dio aviso a la policía.

Tomaron cerveza

A don Félix lo golpearon. “Le tuve que decir dónde estaba la plata”, dijo el abuelo. A su capataz, Juan Alberto Acosta, lo redujeron hasta sacarle su arma de fuego y fue quien se llevó la peor parte, ya que lo golpearon en varias ocasiones.

Todos fueron maniatados y así estuvieron por al menos dos horas. Las víctimas también relataron que los delincuentes, antes de huir, se quedaron a cenar el asado y tomar cerveza en la casa.

“Me preocupé más por mi señora, porque ella ya no puede ni caminar”, lamentó don Félix.

Y no era para menos, ya que los malevos no dudaron en dar tongazos también a la pobre señora.

“A mí me ataron muy fuerte y les pedí que me aflojaran más. Ahí uno de ellos me dio un puñetazo porque demasiado me plagueé”, lamentó finalmente la mujer.

Malvivientes sabían de una venta

La policía maneja la información de que los delincuentes habrían sido del círculo íntimo o de confianza de la familia, ya que solo el sábado la familia Brítez realizó una venta grande de ganados, por lo que ni tuvieron aún tiempo de ir a depositar la plata en un banco. “Hay dos grupos divididos en esta investigación. Uno sobre el hecho en sí, en Juan de Mena (Cordillera). Lo llamativo es que sabían que tenían cierto monto. Y otro grupo, sobre algunas pistas que pudieron haber dejado (los ladrones) en Coronel Oviedo”, dijo el comisario Rubén Paredes.

Dejá tu comentario