Extra

Actualidad

Arrom: "Tengo que andar en zozobra, angustia, no tenemos una vida tranquila"

Continúa la declaración de Juan Arrom en Costa Rica, a través de videoconferencia; posteriormente, se prevé la de su hermana, Claudia.

Luego de más de una década de su llamado a silencio, Juan Arrom hizo uso de palabra en el juicio contra el Estado Paraguayo, que se lleva a cabo en Costa Rica. Él y su compañero Anuncio Martí demandaron al Estado por hechos de secuestro y tortura en el 2002, teniendo la posibilidad de acceder a una indemnización de más de 60 millones de dólares.

En primer lugar, hizo un relato de los hechos ocurridos entre el 17 y el 30 de enero de ese año, época en que habrían sido secuestrados por agentes de la Policía Nacional entre las calles Colón y Lugano, del barrio Sajonia de Asunción.

“Me sacan la ropa, me golpean por todo el cuerpo, me sometieron a sesiones de asfixia con bolsas de plástico”, contó Arrom, recordando aquellos días. Según él, los secuestradores le dijeron que “tenía información de una persona desaparecida (María Edith Bordón de Debernardi)" y que estaban involucradas personas de su movimiento político, "gente del partido liberal y del oviedismo”.

“El objetivo, desde un principio, era que nos inculpemos y que inculpemos a otros sectores políticos como parte de un plan de desestabilización del gobierno nacional”, refirió.

Embed

Además, relató cómo fueron liberados, momento en que se quebró. Contó que, incrédulo, ante las palabras de Martí cuando le dijo que “había periodistas en la calle”, pensó que su compañero había enloquecido y que los iban a matar.

Agregó que la situación fue empeorando, pues años más tarde, luego de su exilio en el Brasil, tuvo que soportar todo tipo de situaciones, en las que el Estado incluso ofreció dinero por su cabeza; calificó como “traumática y brutal” esa situación en específico. “Tengo que andar en zozobra, angustia, no tenemos una vida tranquila”, indicó.

Contó que durante todo el proceso de la investigación sobre su secuestro y tortura, el Ministerio Público no hizo los deberes como debía, pues las investigaciones fueron deficientes. Reiteró que todo el secuestro tuvo como encargado a agentes estatales, entre ellos el comisario (en ese entonces subcomisario) Antonio Gamarra, bajo conocimiento expreso de los ministros de Justicia y del Interior, Silvio Ferreira y Julio Fanego, respectivamente.

Las primeras preguntas estuvieron a cargo de su abogado, Carlos Abadie Pankow; luego le tocó el turno al abogado Sergio Cossia, representante del gobierno y, por último, los jueces de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Acá podés seguir la transmisión del juicio en vivo: Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Dejá tu comentario