Actualidad

Arregló cejas a cambio de mangos para repartirlos a presos

Juntó unos 50 kilos y serán llevados al penal de Oviedo.

Once horas de intenso laburo tuvo ayer Carlos Iván Riveros desde las diez de la mañana hasta las 19. El estilista recibió a más de 60 clientes, que llegaron a su local en Coronel Oviedo con ganas de perfilarse las cejas y el pago fue con bolsas de mango.

El joven lanzó el trueque solidario a través de sus redes sociales y muchas personas se prendieron a la propuesta.

Contó que decidió hacer debido a que está entrando la temporada del mango y mucha gente desperdicia, y otras, como las privadas de su libertad, quieren comer.

“La verdad que junté mucha cantidad. No pensé que había ya tanto mango a esta altura”, manifestó. Entre los más de 60 clientes, juntó al menos 50 kilos.

“En la Penitenciaría de Coronel Oviedo hay muchas necesidades”, dijo al respecto.

Pero su objetivo, aseguró, es que la gente imite su loable acto. “Me inspiro para que las personas hagan lo mismo”, refirió.

Mencionó que es la tercera vez que hace este tipo de actividades, pues anteriormente hizo un servicio para las mujeres que fueron sometidas a quimioterapias y perdieron las cejas. “Es algo que llama la atención pero que debería ser normal para ir mejorando nuestra sociedad”, apuntó.

El año pasado les llevó pan dulce

Carlos contó que el año pasado ya hizo una campaña para colectar pan dulce. “Cuando me fui me tocó mucho ver a los niños que están dentro de la cárcel porque sus madres cumplen condena. Hay muchos bebés recién nacidos, de edad escolar que están detrás de las rejas. Son cosas que la gente muchas veces no sabe, pero es la otra cara de la penitenciaría”, lamentó. Hoy llevará los mangos, dijo.

Dejá tu comentario