Extra

Actualidad

Analizarán 15 cámaras para investigar atentado en Pedro Juan

En la balacera fue asesinado un médico cirujano que fue a ver el entrenamiento de su hijo para el campeonato de motocross. El objetivo, según los primeros datos, era un exguardia privado de Rafaat.

Una balacera se registró ayer alrededor de las 18:15 en un recinto utilizado para la práctica de motocross, en el barrio Defensores del Chaco de Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay. El “objetivo”, según las fuentes, era Fernando Olmedo, exguardia privado de Rafaat, sin embargo, éste sobrevivió al ataque.

Quienes no corrieron con la misma suerte fueron el médico Sandro Arredondo Lugo, quien recibió un proyectil a la altura de la cabeza, y Leandro Steinhauser, guardaespaldas de Olmedo. Los sicarios utilizaron armas de potentes calibres y unas 120 vainillas servidas fueron retiradas del lugar.

En el marco de las investigaciones, la fiscal Nadine Portillo, quien está a cargo del caso, ordenó la revisión de unas 15 cámaras del circuito cerrado de manera a tener más detalles sobre lo que pasó en la pista de motocross, donde se registró la fatal balacera. El procedimiento estará a cargo de Criminalística de la Policía Nacional.

Portillo mencionó a Monumental 1080 AM que el encargado del lugar dijo que las filmadoras no funcionan, sin embargo, los peritos las analizarán de igual forma para corroborar si es cierto.

El hijo del médico vio todo

Orlando Arredondo, hermano del médico cirujano asesinado, contó que el hijo de 13 años de la víctima fatal, fue testigo del triste final de su padre. También estaban presentes dos sobrinos del difunto.

Según manifestó en contacto con Monumental, el galeno fue a ver al adolescente que practicaba allí motocross ya que el sábado empezaba su campeonato.

“Mi hermano es el organizador y fue hasta el club para ver el entrenamiento, mi sobrino explica que llegaron hasta la pista tres camionetas lujosas y comenzaron a disparar, el dueño de la pista se acerca a saludarlo y allí empezó el ataque", refirió.

Dejá tu comentario