Actualidad

Amputado en frontera salió del hospital sin dejar rastros

Doctor de Pedro Juan explicó que su herida fue "muy sucia". La Fiscalía investiga quiénes le socorrieron y le abandonaron.

El hombre que no recuerda cómo le amputaron el brazo, Florentino Duarte (26), fue dado de alta ayer en el Hospital Regional de Pedro Juan Caballero.

“Seguramente volvió a su ciudad natal (Eugenio A. Garay, Guairá)”, mencionó el subcomisario Pedro Román, subjefe de la Comisaría 1ª.

Se desconoce si salió en compañía de alguna persona. Tampoco dejó algún número para contactar con él, de acuerdo al dato que le dio el médico de guardia.

“No quiere delatar a su patrón (un tal Rubito), manifiesta que solamente se despertó en el hospital”, comentó Román.

La policía sospecha que se trata de una represalia de los “Justicieros de la frontera” que ya cortaron las manos a otras dos personas en un mes.

Calló ante fiscal

Duarte en todo momento guardó silencio ante los doctores y los investigadores. “Le hemos tomado la declaración en el hospital pero no ha aportado casi nada, no quiere hablar”, señaló el fiscal Álvaro Rojas.

Explicó que solicitó las imágenes del circuito cerrado para saber quiénes fueron los que le acercaron al nosocomio y le abandonaron. “No había guardia policial, supuestamente, durante su llegada”, refirió.

Herida

Según el director del hospital, Hugo Goncalves, ningún familiar se acercó a Duarte durante su internación pero sí habría hablado con ellos por teléfono.

“Esa herida fue totalmente sucia, muy sucia y todo eso necesita antibioticoterapia para que no se infecte”, advirtió el profesional de la salud.

Al ser consultado sobre cómo fue que no murió desangrado, sostuvo que puede deberse a mecanismos de defensa del organismo.

“Desde una coagulación de la sangre para que no sangre más, a una vasoconstricción”, indicó.

Recordó que se le hizo múltiples transfusiones de sangre y que entró caminando a pesar de su estado.

Su caso sonó en Argentina y Brasil

Portales como Campo Grande News de Brasil y Primera Edición de Argentina se hicieron eco del insólito caso.

“Dijo que bebió con sus amigos hasta que perdió el conocimiento porque estaba borracho y cuando despertó estaba sin el brazo y en un charco de sangre”, relató el sitio brasileño. “Hace poco llegó a la frontera, tras recibir la invitación de un amigo para trabajar como motosierrista”, indicó el medio argentino.

Dejá tu comentario