Extra

Actualidad

"Amigo" requisado en Buen Pastor causó un revuelo de aquellos

Pabellones de las más rebeldes fueron visitados ayer. Dijeron que ni ahí debían haberle sacado a la reclusa el vibrador

Sentadas en los pasillos, las reclusas de la cárcel de mujeres del Buen Pastor veían cómo la comitiva fiscal, policial y de la Senad se movía alrededor de su pertenencias.

La requisa empezó cuando el sol no aparecía aún, en la mañana de ayer. Los primeros reportes hablaban de una buena cantidad de armas blancas, celulares, cargadores y otros elementos peligrosos.

Pero solo uno de los tantos aparatos incautados llamó la atención: un consolador.

“Eso no tenemos así como requisa, encontramos uno, pero no lo pusimos como elemento importante”, afirmó en contacto con EXTRA la directora Shirley Talavera, quien añadió que el vibrador solo “se apartó”.

Sin embargo, cayendo en contradicción, inmediatamente después explicó que no se incluyó dentro de la lista oficial de elementos incautados al no considerarse evidencia prohibida y se retractó diciendo que sí estaba requisado.

“En realidad eso tenemos con nosotros, una vez que requisamos algo no podemos devolver así nomás. De todo lo que requisamos se analiza cada cosa, no podemos devolver” expresó.

Es de uso personal

Soledad Villagra, comisionada del Mecanismo de Prevención de la Tortura, mencionó que ese aparato configura como uno de uso personal.

“Se mete radio, artefactos eléctricos y no le van a quitar, salvo que moleste demasiado a las demás o que use como arma. Un consolador es medio difícil que use como arma”, cuestionó.

Añadió que el único caso en que quizás podría usarse como tal, sería si una reclusa ataque sexualmente a otra, situación, por la cual señaló que nunca recibieron denuncia alguna.

“A veces hay quejas de que hacen ruido y a otras les molesta, pero eso no tiene nada que ver con el consolador”, manifestó Villagra.

Criticó además el hecho asegurando que las internas no tienen acceso habitual a las privadas, pero sí tienen derecho a recrearse. “El uso de las privadas es muy limitado”, declaró la representante.

Soledad aseguró que tener un consolador no está prohibido por la reglamentación del penal, por lo que es ilegal que le hayan sacado. “Está fuera de la reglamentación”, aseveró.

“No afecta a nadie”

Cecilia Pérez, viceministra de Política Criminal, opinó que el “elemento” no debía ser requisado, al no representar peligro para terceros. “Si usa para lastimar a alguien sí, pero no es un arma” afirmó la abogada.

Dejá tu comentario