Extra

Actualidad

Ala, la agente canina de la Senad, se jubila tras nueve años de trabajo

Todavía no se define si permanecerá en su mismo hogar o si le buscarán una familia.

Ala es la agente canina de la Secretaría Nacional Antidrogas que mañana pasará a retiro luego de haber trabajado nueve años detectando droga y recibirá una condecoración de parte del ministro, al igual que algunos de sus compañeros humanos.

Mientras tanto seguirá viviendo en el predio exclusivo que tienen los canes en el Aeropuerto Silvio Pettirossi, junto a otros 15 perros. “En principio ella va a seguir ahí pero ya como mascota, como una compañera más”, señalaron desde la Dirección de Comunicación de la Senad.

Normalmente, un agente canino trabaja con un solo guía durante toda su vida, o como mucho con dos, porque para hacer sus tareas necesita estar en confianza y si le cambian de compañero tiene que empezar todo desde cero.

Al retirarse, una opción es que el perro vaya a vivir con el agente al que le asignaron, pero el de Ala ya no está en la institución.

Una idea del ministro Arnaldo Giuzzio es iniciar una campaña de adopción para ella, aunque eso tiene que analizarse.

La raza de Ala es pastor belga malinois, nunca tuvo crías por ser una agente de la Senad. Tiene una rutina especial, una alimentación muy cuidada, y atención permanente de veterinarios. Cada uno de esos animales cuesta cerca de 9.000 dólares.

Dejá tu comentario