Extra

Actualidad

Afirman que fueron estafados por Daher y esperan justicia

Dijeron que quitar propiedades fue siempre su especialidad.

Don Diego tiene 58 años y hoy deambula por las calles de Luque. Por las noches, un familiar, cuyo nombre resguardamos, lo lleva a su casa. Es uno de los tantos que perdió su casa y que afirma que fue por culpa de Óscar González Daher. Se trata de una propiedad de Mora Cué, un barrio de dicha ciudad.

El hombre contrajo una deuda con el exsenador allá por 1993, ya que tenía que pagar G. 700.000 a un sanatorio donde su padre fue internado y falleció. González Daher modificó el pagaré y le subió la deuda a unos G. 2.500.000, asegura. Unos tíos le ayudaban a pagar de a poco, pero según el familiar de Diego, la táctica utilizada por el entonces usurero era desaparecer cuando faltaban pocas cuotas, para que le sigan debiendo y luego embargarles sus bienes.

Incluso, la familia asegura que el colorado influyó para que Diego vaya a la cárcel por unos años, donde sufrió muchas vejaciones y su salud mental se deterioró.La familia de Ángel Ayala Garcete inició un juicio por usucapión en 2002 contra la firma Carlos Casado, ya que en 1962, su abuelo Críspulo Garcete comenzó a vivir en las tierras conocidas como Corochiré, ocupando 12 mil hectáreas, pero el juicio feneció en 2004.

Tierras

El abogado de los Casado era Miguel Ángel Chávez, suegro de González Daher, y en 2005 presentó una contrademanda de las firmas Cinha Pora y La Guadalupe, que dijeron haber comprado las tierras, pero los Ayala creen que los títulos eran falsos y que los dueños de estas firmas solo eran prestanombres, pues la compraventa se hizo por la escribanía de la esposa del exsenador, Nélida Chávez.

Ayala contó que en 2010 los supuestos propietarios comenzaron a amedrentar a su familia y a otras cinco, a las que hicieron firmar documentos a punta de fusil y luego desalojaron. Las empresas vinculadas a Daher se apropiaron de 45.000 hectáreas y de 2.000 vacas que tenía la mamá de Ángel, Alicia Garcete.

En 2014, el juez Leopoldo Villalba, de Fuerte Olimpo, les concedió una medida cautelar para entrar a sanitar a los animales, pero este se retractó porque dijo ser amenazado por González Daher, que estaba en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados. Garcete y su esposo Jaime Apthorte fueron apresados en 2015, por supuesta invasión de inmuebles y abigeato, y hace dos meses fueron sobreseídos. "Fue una estrategia para jugarles psicológicamente", afirmó el hijo. Hasta ahora solo recuperaron 130 vacas.

Hasta a su propio primo

En 2010 hubo un conflicto entre Óscar González Daher y su primo Julio Servín Blaires, quien dijo que vendió al entonces presidente del Senado solo 12 metros del fondo de su casa y no toda su propiedad, ubicada en Luque, aunque no recordó todo lo que decía en los papeles que firmó. Periodistas de ÚH y Telefuturo le mostraron documentos de Registros Públicos y el plano del Servicio Nacional de Catastro, donde González Daher figuraba como dueño.

Dejá tu comentario