Actualidad

Acusan a constructor de piles y viviendas de flor de estafa

Uno de los afectados lo denunció en la Fiscalía el año pasado. Al menos 13 personas aseguran ser víctimas del hombre.

La familia de Édgar Parodi quedó re ilusionada cuando se decidió mandar a construir un quincho y una piscina en la casa. Para ello, contactaron con Máximo Rivarola, quien le prometió que a finales de enero iba a terminar la obra. Sin embargo, tiempo después el constructor desapareció, lo que le valió ser denunciado por estafa.

“Le entregué G. 7.000.000 y comenzaron a trabajar. En la segunda entrega, que fue de G. 5.000.000, comenzó el problema: sus albañiles faltaban. Justo yo tenía un viaje al Brasil con mi familia, pero dejé a alguien encargado para abrirle el portón y para que entren a trabajar, pero no se fueron”, explicó Parodi.

A la llegada de su viaje, llamó a Máximo y este le dio montón de excusas, indicó. Cansado de que las mentiras, lo denunció en Facebook y, para su sorpresa, otras 13 personas dijeron que fueron víctimas del mismo hombre.

“Hasta denuncia en la Fiscalía tiene este señor. Al ver que lo escrachaba en Facebook, me llamó y pidió borrar la publicación. Llegamos a un acuerdo y la semana pasada debía venir a terminar el trabajo, pero otra vez me mintió”, dijo Parodi, que le entregó en toral unos G. 17.000.000, pero de la obra concluida ni rastros.

De sueño a pesadilla

Micaela Patiño quería cumplirle el sueño a su mamá de tener su casa propia. Para ello trabajó duro por tres años, al igual que su novio, haciendo horas extras para ahorrar más. Mediante Facebook conoció a Máximo y la propuesta que le dio le pareció genial.

Sin embargo, a los pocos meses se dio cuenta de que el sueño se estaba convirtiendo en pesadilla. En noviembre de 2018 hicieron un trato: el señor se comprometió terminar en febrero o marzo del 2019 la vivienda, pero hasta ahora, la construcción quedó a mitad de camino.

Cansada de la demora, la señora decidió denunciarlo ante la Fiscalía, pero ni aún así el hombre apareció, mucho menos fue a terminar la construcción. Micaela dijo que entregó la suma de G. 17.800.000. “Este señor jugó con nuestros sueños y el de otras personas, no merece que esté libre. Ojalá se le pueda agarrar para que ya no estafe a otros”, manifestó la denunciante.

Dejá tu comentario