Actualidad

Acusa a policía: dice que le garroteó por no darle 3 palos

Agente negó las acusaciones y afirmó que conductor miente.

Heriberto Palma conducía su coche en la noche del sábado. A su lado, estaba su fiel copiloto: su esposa. Ellos regresaban a casa luego de participar de un casorio. Todo iba bien, hasta que el viaje fue interrumpido.

Cuando transitaban a la altura del asentamiento Bello Horizonte de Ciudad del Este, en zona del Km 11, tres guardias de “seguridad ciudadana” le hicieron la señal de “pare” y él no dudó en detener la marcha. Los “custodios” estaban armados.

Ese fue el principio de los momentos más terribles de sus vidas, según manifestó Heriberto a EXTRA. El hombre admitió que ese día tomó bebidas alcohólicas y dijo que los desconocidos se portaron de manera prepotente e incluso lo amenazaron con dispararle. “Ellos me bajaron a la fuerza de mi auto y sarambi nos hicieron”, contó.

Minutos después, los “guardias” llamaron al Puesto Policial N°12 de Acaray y supuestamente los uniformados llevaron a Palma a la fuerza a la comisaría. Heriberto dijo que fue trasladado por el subjefe de la dependencia policial, Aníbal Benítez, hasta el puesto de la Patrulla Caminera en el Km 4, para que puedan hacerle el alcotest. Afirmó que en el trayecto el uniformado le pidió dinero a cambio de dejarlo libre.

Golpes y patadas

“Cuando me estaban llevando para hacer la prueba me dijo ‘dame 3 millones y solucionamos acá’, así me dijo”, denunció Heriberto.

Ante la negativa del pedido, al regresar supuestamente fue torturado por Benítez, a quien acusó de haberle dado dos golpes en la cabeza. Cuando Palma cayó al suelo, el policía también le dio patadas, según el denunciante. El conductor señaló que solo tenía G. 1 millón y que eso desató la ira del subjefe de la comisaría, según sus palabras.

Heriberto dijo desconocer por qué actuaron así con él ya que no le hizo nada a nadie. Su vehículo fue retenido y el alcotest dio positivo. Palma afirmó que al día siguiente fue al puesto policial y supuestamente no le quisieron tomar la denuncia.

Aseguró que no haría algo así

El jefe del Puesto Policial N° 12, Osvaldo Osorio, mencionó que las acusaciones de Palma no son ciertas y que el subjefe, Aníbal Benítez, le dijo que él está a punto de pasar a retiro y que no haría algo así. Asimismo, mencionó que el hombre ya había tenido un altercado similar con los citados guardias y que en aquella ocasión incluso le dejó a su suerte a su doña y escapó. Esta vez se negó nuevamente a parar la marcha, los amenazó y les enseñó el dedo del medio, declaró.

Dejá tu comentario