Extra
Destacados
clima
24º C
G 6280
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Actualidad

Abusó brutalmente de una joven, fiscal lo liberó y él se fugó

La víctima bajo amenaza inicialmente afirmó que el autor era su pareja, pero luego contó toda la verdad.

Una salida con amigas se convirtió en un verdadero infierno para una chica de 20 años, en San Ignacio; Misiones. Luego de mucho dar vueltas por la ciudad, la jovencitas decidieron ir a un local sobre la ruta cuarta, en las afueras de la ciudad.

La noche transcurría de lo más tranquila hasta que apareció en escena un joven de la misma edad, Osvaldo Domingo Duarte Alegre, quien cuando ya la chica estaba en completo estado de ebriedad en la madrugada del domingo, la invitó a seguir la fiesta en otro lado. Pero bajo engaño la llevó hasta su automóvil.

Allí intentó tocarla, pero ella le dijo que no. Enloquecido, le despojó de su ropa, empezó a tocarle sus genitales, hasta que ella empezó a sangrar. “¡Me estás lastimando!” gritó la víctima, pero él no escuchó razones y continuó. “Le repetí que me estaba lastimando y ahí empezó a morderme y arañarme”, relató entre llantos la chica a Telefuturo.

A gritos pedía que la lleve al hospital, pero él le condicionó: la llevaría únicamente si ella prometía no delatarlo y la amenaza de que si lo hacía, las cosas sería peores. Así llegó hasta el hospital local, donde los médicos constataron que sufrió un violento desgarro y varias heridas en su zona íntima.

Sin perder tiempo, dieron aviso a la comisaría jurisdiccional, la tercera. A su vez tomó intervención el fiscal de turno César González, quien indagó a la chica. Ella, alegó que fue su novio el autor del hecho y que fue en común acuerdo.

Para entonces, agentes de la mencionada comisaría ya habían capturado a Duarte Alegre, pero inmediatamente, el fiscal ordenó su liberación.

Bajo presión de sus familiares, el pasado martes, la chica decidió contar la verdad a las autoridades, el fiscal imputó por coacción al autor y solicitó su captura.

Para entonces, había hecho una hora que el joven acudió a la comisaría tercera para denunciar a un familiar de la chica por difamación y calumnia, por una publicación en Facebook, donde le advertía que pagaría por lo que hizo.

Rápidamente, los uniformados fueron hasta la casa del muchacho, pero ¡oh, sorpresa!, él ya se había dado a la fuga.

Dejá tu comentario