Extra
Destacados

Actualidad

Abuelito deberá pagar a la ANDE millonada por factura

No le leyeron el medidor por 13 meses y ahora le vino la deuda total.

Alejandrino Benítez (74), de Curuguaty (Canindeyú), recibió una factura de la ANDE por valor de G. 1.681.000 que tiene que pagar sí o sí para que no tenga problemas con cobrar su pensión de la tercera edad.

Según contó su hija Silvina, don Benítez empeoró su salud al enterarse de esta deuda que no podrán pagar. “Me dijeron que es porque no vinieron a hacer la lectura del medidor por 13 meses, pero siempre venía la factura y siempre pagamos”, dijo la familiar a EXTRA.

La mujer explicó que uno de sus vecinos había dejado de pagar dos meses y luego ya no pudo cobrar su pensión y temen que ese sea el destino de don Alejandrino, que tiene muchos gastos.

“Él se va a Asunción, en el hospital Max Boettner para tratarse un problema de pulmón que tiene. Irnos hasta ahí cuesta y comprarle sus medicamentos también”, indicó.

(0971) 502 310. Si podés colaborar con don Alejandrino Benítez, para pagar su factura, comunicate con su hija Silvina. El aporte le servirá también para pagar sus remedios.

Su marido Albino Rojas contó que estuvo por la oficina regional de la eléctrica estatal y que le explicaron que su deuda fue fraccionada y quedó en G. 1.200.000. “Piden G. 200.000 de entrega y después 18 cuotas de G. 60.000. Parece poco, pero nosotros vivimos de la chacra y es muchísimo para la familia. Es un quebranto”, expresó preocupado el yerno.

El director de la ANDE de Curuguaty, Pedro Cabrera, admitió a EXTRA que la estatal no pudo cumplir con el recorrido y la lectura correspondiente.

“Lo que hacíamos es cobrarle una factura mínima. Ahora le dimos la posibilidad de pagar fraccionado”, explico el funcionario. Indicó además que don Benítez podría solicitar la tarifa social.

Modificación

Hasta el 2004, la Ley de Pensión Alimentaria para Adultos Mayores tenía estipulado que no podrían acceder al beneficio si las personas tenían deudas pendientes con el Estado. Sin embargo, la disposición se modificó en 2014, donde exonera ese requisito. Las condiciones actuales son: vivir en nuestro país en situación de pobreza, no recibir sueldo, pensión o jubilación público o privado y no tener casos pendientes con la justicia.

Sin respuesta en Presidente Franco

Teresita Escobar, de la organización Franqueños en Acción, explicó que en febrero de este año realizaron una campaña de recepción de denuncias de sobrefacturaciones, y recogieron 150 reclamos.

Los directivos de la entidad se habían comprometido en investigar y los usuarios esperaron el informe desde finales de mayo, cuando no se les reconoció el reclamo.

“Convocamos a los más de 100 usuarios ayer para que se acerquen a la sede. La ANDE no reconoce las sobrefacturaciones. No obstante, en los informes se detalla sobre los medidores que no funcionan, la falta de lectura adecuada, las veces que un lector no pasaba a leer y anotar el medidor, cuyos salarios estamos pagando”, lamentó.

Dejá tu comentario