Actualidad

Abogado quedó preso por abuso sexual

El papá pescó por él y al salir de un motel, lo grabo y encaró por abuso sexual. El hecho ocurrió en Remansito, Ciudad del Este.

Un papá quedó aterrorizado cuando unos vecinos le dijeron que su hija, de tan solo 13 años, posiblemente fue víctima de abuso sexual por parte de un abogado de 39 años, que la iba a buscar a su casa, en su camioneta Toyota, modelo Hilux, y salían a “pasear” con el permiso de la mamá.

El quebrantado papá denunció el caso, pero no tenía pruebas. Le tenía entre ceja y ceja al abogado de su ex, que a su vez es policía de carrera, Ovidio Salvador Núñez. Así que comenzó a seguir al hombre para ver qué le hacía a su niña.

El sábado, el papá vio cuando salían de un motel, del barrio Remansito, de Ciudad del Este.

Lo siguió y cuando estaban frente a la Fiscalía le cerró el paso y grabó para tener pruebas de las fechorías que hacía el sujeto.

La hija, al ver que era su papá se bajó y contó todo.

La menor fue sometida a un estudio victimológico y reveló que era la segunda vez que salía con el abogado, con permiso de su madre.

“La mamá dijo que solo era para pasear y llevarla al juzgado, que no sabía que su hija estaba siendo abusada, pero estamos investigando para saber si realmente no sabía o estaba al tanto de todo”, dijo la fiscala Cinthia Leiva.

Una vez que el supuesto abusador lograba sacar de la casa a la menor, la llevaba directo al reservado y la amenazaba para no contar a nadie lo que hacían.

Según la fiscala, este abogado es el que asesora a la mamá de la víctima, en un litigio judicial que tiene con su expareja y otro caso contra un vecino de 19 años, con el que la niña mantenía una relación sentimental. Eso fue denunciado y actualmente está siendo investigado por el fiscal Édgar Torales.

Ese sábado, la fiscala había ordenado su detención, pero el hombre tratando de hacer creer que es inocente, se presentó el domingo en la sede de la Fiscalía con intenciones de recusar a la fiscala, pero terminó detenido.

Posteriormente, la fiscal lo imputó por hecho punible contra la autonomía sexual, abuso sexual en niños, con el agravante de que el agente policial como abogado conocía muy bien el hecho punible que estaba cometiendo.

La menor quedó con el papá, mientras prosigue la investigación para determinar si la mamá estaba enterada o no de lo que su hija vivía en cada “paseo” con el abogado.

“Dijeron que el muchacho le salió al frente al conductor, pero las filmaciones dicen lo contrario”, indicó el policía.

Álvarez fue socorrido por los bomberos voluntarios y fue trasladado hasta el Hospital de Capiatá.

En la mañana de ayer se le practicó la prueba del alcotest al conductor y dio negativo.

Por su parte, el fiscal del caso, Benjamín Maricevich indicó que se encuentran en plena etapa investigativa, y que ya tomaron la declaración al supuesto autor del arrollamiento.

Dejá tu comentario