Extra

Actualidad

A estirón de pelos y arañazos en pelea por un papagayo

Dos mujeres se pelearon por el animal, al final la dueña tuvo que entregarlo a las autoridades.

La alerta a los agentes de la subcomisaría 1 de Toledo Cañada de Capiatá fue por una riña entre mujeres en el asentamiento “El Mangal” jurisdicción de la mencionada dependencia. La sorpresa fue muy grande para los uniformados, cuando se percataron que todo fue a causa de un plumífero.

Sucede pues, que doña María Pamela Martínez (34) mantenía en cautiverio en una enorme jaula a un precioso ejemplar de papagayo que, por esas cosas de la vida se escapó gracias al descuido de su empleada, que dejó abierta la puerta de su pajarera. El ave voló libremente hasta lo más alto de un árbol, de su vecina Antonia Domínguez Galeano.

El hecho ocurrió el pasado domingo, cuando Antonia recibió la visita de su hermano Librado, con quien no tuvieron mejor idea que colocar una escalera larga, para dar alcance al animal y agarrarlo. “La idea de la mujer era entregarlo a las autoridades, considerando que se trata de un animal protegido, pues está en peligro de extinción”, comentó el comisario Alfredo Palacios.

Ante esta situación, Pamela enojadísima llegó hasta la casa de su vecina para reclamarle el hecho. Ingresó al domicilio ajeno y actuó de forma violenta. Entre arañazos y estirones de cabellos se debatieron por varios minutos.

“Ahí la dueña de la casa donde quedó el animal llamó a los bomberos de Capiatá y se constituyeron. Asimismo a los de la prensa, pues ella dijo que su hermano es periodista”, afirmó Palacios. Minutos mas tarde llegó la gente del Ministerio del Ambiente, a quienes la dueña del pájaro explicó que no tenía papeles del mismo, pero que estaba tramitando la licencia.

Dejá tu comentario