Extra

Actualidad

"A esta clase de gente hay que quemarla en la plaza"

Forense confirmó que criaturita tuvo seria lesión en parte íntima. En dos semanas se sabrá la causa de muerte de la beba.

El dolor se apoderó de los padres y algunos parientes que estaban en la morgue judicial, cuando el médico forense Pablo Lemir confirmó que la pequeña niña de un año y siete meses registraba serias lesiones en la parte anal. “Pedimos que se investigue bien y el que tenga que pagar que pague por lo que le hicieron a esta pobre inocente”, dijo entre llantos Irene Leguizamón, tía del papá de la criatura.

Según el forense, las lesiones fueron aparentemente causadas por un elemento sin filo y sólido. “Eso puede ir desde la mano hasta un palo. Decir con certeza qué elemento fue, no puedo”, sostuvo. Lo que se pudo constatar es que en la vagina no se presentan lesiones, sí en la vulva, que está hinchada, pero por el proceso inflamatorio infeccioso en la zona, dijo el especialista.

Infección

La niña fue llevada el lunes por su madre al sanatorio Divina Providencia de Luque para ser asistida supuestamente por una infección en la lengua. Tras consultar, volvieron a su casa, en Areguá, pero el estado de salud de la pequeña empeoró y la volvieron a llevar al Hospital Regional de Capiatá, donde los médicos detectaron que tenía rastros de haber sido abusada sexualmente.

“A esta clase de gente hay que quemarla en la plaza pública, en el caso de que sea cierto y el culpable debe pagar. Si tengo que denunciar al responsable, lo haré”, dijo el papá de la pequeña.

Familiares del señor dijeron que solo una vez a la semana el papá ve a su hija, ya que trabaja como guardia de seguridad por las noches y de día en una marmolería. “Era su única hija, ahora mi sobrino quedó solo. Ella era su adoración”, dijo Leguizamón.

Causa de muerte

Lemir adelantó que la causa de muerte no se puede saber aún, pero descartó que la menor haya tenido una infección pulmonar, sí daños en los órganos internos, que serán sometidos a estudios laboratoriales. El resultado estaría dentro de 15 días. Las lesiones que presentaba la nena eran recientes, no más de dos semanas.

“Yo nunca antes vi lesiones así”

El fiscal que lleva el caso, Blas Imas, quedó impactado por las heridas que presentaba la beba de casi dos años. “Yo nunca antes vi lesiones así. Se le rompe la unión muy sensible entre el ano y la vagina, es terrible”, manifestó el agente del Ministerio Público.

Añadió que por el momento todos son sospechosos, hasta llegar al culpable. Ayer revisaron la casa donde vive la pequeña y encontraron sangre. “Esto se analizará y veremos si corresponde a una sangre humana. En el caso de que sea, veremos si pertenece a la criatura”, dijo Imas.

No fue por falta de terapia

El Ministerio de Salud sacó un comunicado en el que explica que la beba no falleció por falta de asistencia, ni por falta de terapia intensiva, puesto que al tener conocimiento del cuadro clínico la derivaron a una Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos.

“Durante el traslado al Instituto de Medicina Tropical, la paciente tuvo un paro cardio-respiratorio. Por la cercanía, se optó por regresar al Hospital de Capiatá. Se le practicó reanimación, pero luego de varios minutos se constató el fallecimiento de la menor”, señala parte del reporte.

Dejá tu comentario