Cura que denunció a narcos de Itatí se refugió en nuestro país

Duró menos de un año como encargado de la Basílica, acosado por las continuas amenazas de los narcos.

11a-fo1-juev16

En enero de 2016, el padre Gustavo Omar Cadenini quedó al frente de la basílica de Itatí, ciudad del norte de Corrientes,sobre el río Paraná, pero su estadía sería corta: en diciembre vino al Cotolengo de Paraguay, acosado por las amenazas que le hacían desde el entorno narco.
enfrentado
El hecho fue reconocido por el vicario de la basílica, el padre Pánfilo Ortega, quien dijo que Cadenini “debió ser trasladado a otra comunidad porque estaba siendo perseguido por los narcos”.
En declaraciones al diario correntino El Norte hace casi un año y en referencia al avance de la droga en Itatí, Cadenini había dicho : “Para que se dé esta realidad hace falta la connivencia o inacción de los funcionarios que deben controlar”, apuntando directamente al jefe de la comuna, el intendente de Itatí, Natividad “Roger” Terán, y su segundo, el viceintendente y presidente del Concejo Deliberante, Fabio Adrián Aquino.
Ayer intentamos contactar con el padre Cadenini en el Cotolengo, pero ninguno de los teléfonos respondió.

Autoridades tras los barrotes
En Itatí, el intendente y su vice, el comisario, un gendarme, agentes policiales locales y federales, así como de la prefectura, están detenidos por una megainvestigación de narcotráfico. La ciudad funcionaba como una “puerta de entrada” de la droga desde Paraguay y se distribuía por lo menos a 7 ciudades argentinas. Por una causa anterior, están presos la hija del intendente y el hermano del viceintendente.

Esperá!!
No te pierdas la próxima noticia de Extra

Dale “Me Gusta” para tenernos en tu lista de noticias de Facebook.

Ya le dí "Me Gusta" en Facebook