“Súper kure” en Sajonia

El Chanchón fue un menú demasiado pesado para el Indio, por la fecha 8.

El Chanchón apareció en “modo salvaje” en el Defensores del Chaco y lastimó a un confundido Indio que no tuvo espacio ni tiempo para preparar las flechas. Lo hizo con buen fútbol, con mucho orden y una gran disciplina, dejando a Guaraní con las ganas de aumentar su ventaja en la cima del torneo Apertura. Pero ojo, Luqueño confirmó su candidatura a pelear por el campeonato.
Gerardo Arévalos rompió el cero a los 19’. La caprichosa besó los piolines de la red luego de rebotar en los dos palos. Todo esto a partir de un misil activado por el testazo del delantero auriazul.
El Legendario amagó con acomodarse y en los primeros minutos del segundo tiempo acorraló a Luqueño. Pero cuando las papas quemaban, Joel Roa aplicó la segunda mordida del Kure que dejó malherido al Cacique. El lateral envió un centro que se clavó en la portería aurinegra, a los 67’.
Muralla auriazul
El Indio intentó por cielo, mar y tierra abrir el cerrojo auriazul, pero bajo la comandancia del zaguero, Joel Benítez, Luqueño se hizo infranqueable. Sin embargo, un invento del árbitro José Méndez por poco tiró a la basura el esfuerzo de la visita. El soplapitos pitó un penal inexistente y Rodrigo Bogarín puso el descuento a los 83’.
De yapa, mostró la segunda amarilla a Juan Escobar y obligó a Luqueño a defender la ventaja mínima con 10 hombres.
El Kure mostró sus uñas de guitarrero y se colocó a 2 puntos de la cima.

Comentarios

Esperá!!
No te pierdas la próxima noticia de Extra

Dale “Me Gusta” para tenernos en tu lista de noticias de Facebook.

Ya le dí "Me Gusta" en Facebook