Croizon asombra y sigue detrás de su gran sueño

philippe-croizon

“Quiero llegar a la luna”, anunció Philippe Croizon, quizás el piloto del rally Dakar 2017 que más asombró. El francés hizo historia en la competencia motor más difícil del mundo, al convertirse en el primer piloto sin brazos ni piernas en participar del evento. Debutó oficialmente en Paraguay, así que el país le dejará un grato recuerdo.

En 1994, mientras trataba de arreglar la antena de su casa, Croizon recibió dos descargas eléctricas y los médicos se vieron obligados a amputarle las extremidades. Perdió los dos brazos y las dos piernas, pero no los sueños de perseguir hazañas. La primera grande que tuvo fue cruzar nadando el Canal de la Mancha y cuatro estrechos que unen los cinco continentes.

El Príncipe lo ayudópara estar en el Dakar

Desde el lunes pasado,Croizon lucha estoicamente contra los obstáculos que presenta el Rally Dakar en su 39° edición. Ayer completó la segunda etapa, que salió desde Resistencia y terminó en Tucumán. Por ahora se ubica en la posición 55 a bordo de su BMW X6. “Todo es posible, lo imposible somos nosotros”, afirmó Philippe luego de asegurar que el objetivo principal no fue solo competir, sino llegar a Buenos Aires y terminar la carrera. La tarea aún es larga, faltan más de 12 días y muchos retos por vencer.

LA TÉCNICA

¿Cómo hace para manejar?, es la pregunta que se hace todo el mundo. El coche fue equipado de manera bastante especial, por lo que Croizon tuvo que pagar un poco más de 250 mil dólares (unos 1.422.500.000 guaraníes). Dentro del vehículo, el francés se maneja con un joystick especial (palanca) y un par de botones. Mayores y mejores explicaciones se podrán encontrar en la foto principal.

Comentarios

Esperá!!
No te pierdas la próxima noticia de Extra

Dale “Me Gusta” para tenernos en tu lista de noticias de Facebook.

Ya le dí "Me Gusta" en Facebook