“Yo no quería matarla, mamá, ellos me obligaron y amenazaron”

captura-de-pantalla-2017-01-10-a-las-10-30-41

Los días se le hicieron eternos debido al tormento que sentía por el terrible crimen que cometió, hasta que la culpa le venció y confesó lo que hizo. A través de una carta de tres páginas, J. D. C. G., de 16 años, pidió perdón a su mamá y explicó que lo obligaron a violar y matar a doña Severiana Acosta de Paredes (63), cuyo cuerpo se encontró en un camino vecinal de Yaguarón el pasado 6 de enero.

“Yo no quería matarla, mamá, pero ellos me obligaron (…) y me amenazaron de muerte, ya no aguanto escaparme de la policía”, escribió el adolescente, refiriéndose a unos supuestos amigos suyos. El autor confeso se encuentra detenido en la Comisaría 1° de Paraguarí. El chico escribió en forma transversal con diferentes colores de pinceles. “Te amo, mamá. Espero que me perdones por lo que hice. Y también perdón porque voy a suicidarme. Te amo mucho mamá. Y diles a mis hermanos que los quiero”, dice otra parte del escrito. El jefe de la Comisaría 15° de Yaguarón, Víctor Ramírez, dijo que la propia mamá llamó a la Policía para entregar a su hijo que amenazaba con quitarse la vida. “Yo quiero que me recuerden cómo yo era, divertido amable, pero por lo que hice ahora todos me recordarán como asesino y violador”, selló el joven.

IMPUTADO

El fiscal Guillermo Ortega imputó al muchacho por homicidio y abuso sexual. La jueza Nancy Figueredo ordenó su traslado al Centro Educativo de Itauguá. Es el primer detenido en el marco de la Ley #PorEllas. La investigación continúa y no se descarta que más personas estén involucradas en el crimen.

Comentarios

Esperá!!
No te pierdas la próxima noticia de Extra

Dale “Me Gusta” para tenernos en tu lista de noticias de Facebook.

Ya le dí "Me Gusta" en Facebook