Turcos que se fugaron de Misiones eran narcoterroristas vinculados al Hezbollah

Ery Uc y Munir Ozturk, en momentos de ser detenidos; luego se fugaron misteriosamente.

Los dos turcos liberados en la noche del 23 de diciembre de la cárcel de Misiones son parte de una organización narcoterrorista que operaba desde la triple frontera y que destinaba el dinero de la droga al Hezbollah, según informó Infobae citando informes de las autoridades de Estados Unidos y Paraguay. La extraña “fuga” de Munir Ozturk (48) y Ery Uc (29) había derivado en la destitución y la prisión del entonces director de al cárcel misionera Ulises Martinez, junto a otros 4 funcionarios.

El caso tuvo varios detalles raros, empezando porque ambos turcos estaban encarcelados en Ciudad del Este, pero la jueza Alba Meza ordenó que sean trasladados a la penitenciaría de Misiones, sin tener ningún arraigo en la zona. Luego, consiguieron una orden para hacerse exámenes médicos en Encarnación, pero en el trayecto -a la altura del kilómetro 203 de la ruta I- escaparon misteriosamente.

Ulises Martinez, director de la cárcel de Misiones, destituido y detenido tras la fuga.

Detenidos en febrero del año pasado, Ozturk y Uc formaban parte de una célula que incluía actividades terroristas como operativos del Hezbollah y estaban vinculados a Ali Issa Chamas, detenido en el aeropuerto Guaraní en agosto del 2016 y extraditado a Estados Unidos, donde justo en los días previos a la fuga -concretamente el 20 de diciembre último- recibió su condena por narcotráfico.

Chamas, un paraguayo de ascendencia libanesa, fue detenido cuando intentaba enviar 39 kilos de cocaína a Turquía, ocultos en papel fotográfico. Tras su detención, cayeron los dos turcos durante un allanamiento en el Area 8 de Ciudad del Este, donde tenían 65 bidones de shampoo, que supuestamente iban a ser usados para el envío de cocaína líquida; además, se incautaron otros elementos vinculados al negocio de las drogas.

Incautación de 65 bidones de shampoo, en Ciudad del Este, en febrero del año pasado.

Los datos hallados en el teléfono de Chamas, además del rastreo de sus redes sociales, fueron clave para encontrar una serie de elementos sobre las actividades del grupo. La mayoría de sus contactos eran familiares y amigos del Líbano, de la triple frontera y Uruguay. Varios de los que le dieron “me gusta” a sus publicaciones son personas investigadas por las autoridades paraguayas y estadounidenses, según también consigna otra publicación.

Chamas aparece en las redes sociales como amigo de varios clérigos chiitas; se casó con la paraguaya Zulma Cáceres, con quien posa en varias fotos tomadas en los últimos años. La mujer, que se convirtió al Islam, trabaja en una empresa de importacion de eletrodomésticos situada en un conocido shopping del Este. Los chiitas relacionados con la pareja operan bajo la dirección de Mohsen Rabbani, uno de los iraníes en el bombardeo al centro judío de la AMIA en Buenos Aires, en 1994.

 

 

 

Comentarios

Esperá!!
No te pierdas la próxima noticia de Extra

Dale “Me Gusta” para tenernos en tu lista de noticias de Facebook.

Ya le dí "Me Gusta" en Facebook