Tristeza y desolación dejó a su paso el último temporal

Afectados sufrieron en carne propia el golpe de la naturaleza.

Adelaida Cantero, de Caapucú, Paraguarí, se encontraba preparando la cena en la noche del domingo, cuando comenzó a llover torrencialmente y un fuerte un ruido interrumpió sus quehaceres.

“En un abrir y cerrar de ojos todo mi techo y parte de la pared de mi casa desaparecieron”, contó entre lágrimas la señora. Otras 10 familias también fueron afectadas por la tormenta en la zona. Un tinglado desapareció tras la pasada del viento huracanado que dejó vacío el terreno.
La Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) anunció que, con el temporal del fin de semana, suman 10.000 los afectados. La entidad estatal ya envió chapas, colchones y frazadas a los damnificados. Las ciudades más afectadas fueron Villa Oliva, Caapucú y Horqueta.

En Asunción, pobladores del barrio Tacumbú denunciaron el abandono en que se encuentran: un puente de la zona colapsó debido a las basuras que se deposita en el cause y temen que se inunden con las constantes lluvias.

Comentarios

Esperá!!
No te pierdas la próxima noticia de Extra

Dale “Me Gusta” para tenernos en tu lista de noticias de Facebook.

Ya le dí "Me Gusta" en Facebook