Por decir que tenía hambre, su jefe le rompió el paladar

Ocurrió el sábado en mayor otaño, Itapúa

La víctima lo denunció en la comisaría tras ligar un puñetazo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por la mitad

Así quedó la prótesis de don Leo, tras la agresión.


Leonardo Valdez (49), quien es funcionario de la ANDE, se dirigió a su lugar de trabajo en la mañana del sábado, pero por el apuro, no tuvo tiempo de desayunar.

Al llegar, su jefe le comunicó que debían ir a controlar un reclamo de exploración a la línea de baja tensión, en la colonia Repatriación de Mayor Otaño, Itapúa.

A pesar del hambre que ya tenía, el empleado no dijo nada, porque quería terminar primero el trabajo para luego sentarse a comer tranquilo. Ya a la vuelta, encontraron otra avería en las líneas. En eso, Valdez le manifestó a su superior, Édgar Gauto, quien es jefe de la oficina de reclamo en Mayor Otaño, que no había desayunado ni almorzado aún, indicándole que primero quería comer algo.

Pero la reacción de Gauto no fue la esperada. Lejos de apiadarse de su subalterno, le gritó: “por qué viene si no quiere trabajar”. Seguidamente, le aplicó un puñetazo que le rompió la boca y el paladar.

No es la manera

La víctima fue llevada al Centro de Salud Carlos Antonio López, debido a la herida que le produjo el golpe. Luego, el afectado formuló la denuncia en la Comisaría 19 de Mayor Otaño. Ayer, el funcionario ya no quiso hablar del tema, pero aseguró que no fue la manera indicada de reaccionar, ya que tener hambre es algo natural.

Comentarios

Esperá!!
No te pierdas la próxima noticia de Extra

Dale “Me Gusta” para tenernos en tu lista de noticias de Facebook.

Ya le dí "Me Gusta" en Facebook