Desde su auto BMW repartió comida para pagar promesa

Contó que algunos lo tildaron de “narco”. EDICIÓN IMPRESA

Ver a un muchacho bajar a las apuradas de su lujoso auto BMW descapotable y repartir comida en hospitales y semáforos, dejó sorprendidísima a la gente de Ciudad del Este y Presidente Franco, el pasado 8 de diciembre.

Nadie entendía qué habría motivado al joven a realizar tan noble gesto.

Se trata de Guido Aveiro, un conocido peluquero de la capital de Alto Paraná, que por tercer año consecutivo se dispuso a pagar su promesa a la Virgen de Caacupé, pero de una manera diferente.

“No hago esto para ganar fama, lo hago porque me parece la mejor manera de agradecer a mi Madrecita azul todo lo que ella me dio”, explicó el promesero.

Contó que viene de una familia de peluqueros; 6 de sus hermanos se dedican al mismo rubro. “Empecé desde abajo, siendo ayudante en un salón; hoy ya tengo 4 sucursales”, dijo.

Críticas

El joven repartió a la gente más humilde que encontraba a su paso, más de 500 kits de comida, que contenía una porción de pollo con ensalada y mandioca. Recorrió hospitales y calles de ambas ciudades. “Empezamos a las 7:00 de la mañana y terminamos a las 20:00”, contó.

El peluquero dijo que es la primera vez que publica en el Facebook lo que hizo y que no pensó que tendría tanta repercusión.

Señaló, igualmente, que hubo gente que le criticó porque pagó su promesa en un lujoso auto. “Una señora me trató de narco y yo creo que no solo los narcos pueden tener este tipo de autos”, señaló.

 

Comentarios

Esperá!!
No te pierdas la próxima noticia de Extra

Dale “Me Gusta” para tenernos en tu lista de noticias de Facebook.

Ya le dí "Me Gusta" en Facebook