Desde Salto del Guairá se ordenó atentado contra prefecto brasileño, señalan

Jomar Lemes, acribillado minutos después de declarar sobre el atentado contra el prefecto brasileño (foto: agazetanews)

El paraguayo Jomar Lemes (47) fue ejecutado ayer domingo a tiros al salir de la comisaría de la Policía Civil de Paranhos, en Brasil, donde estaba prestando declaración por el atentando que sufrió el alcalde Dirceu Bettoni, el pasado jueves.

El prefecto había sobrevivido al tiroteo, aunque permanece en terapia intensiva, pero el paraguayo falleció al instante, al recibir varios tiros, principalmente en la cabeza. En el lugar del crimen, frente a la plaza central de Paranhos, encontraron 45 proyectiles, calibre 9 milímetros y .40.

Dirceu Bettoni, prefecto de Paranhos, localidad lindante con Ypehû (Paraguay)

Presuntamente, el paraguayo Lemes fue quien mostró a los sicarios la foto, la casa y la empresa del alcalde. Por ese motivo la muerte Jomar es interpretada como una “quema de archivo” por las autoridades del vecino país. Sus ejecutores huyeron hacia territorio paraguayo; es decir, hacia Ypehu, que es el distrito que limita con Paranhos.

Fueron apresados como sospechosos del atentado Gabriel Queiroz (26) y su pareja Djuly Priscilla Couto (28). El atraco se produjo en Paranhos, ciudad fronteriza con Ypejhú, Canindeyú, supuestamente, por un conflicto relacionado a un inmueble.

Queiroz (aquí con su mujer) admitió haber recibido 20.000 reales para el atentado, pero el prefecto sobrevivió (foto: 24horasnews.com.br)

Los medios brasileños indican que el mandante del atentado contra el prefecto es un brasileño que reside en Paraguay. Si bien la identidad del mismo se mantiene en secreto, aparentemente, la disputa se refiere a una transacción frustrada de una propiedad con un brasileño que vive en Salto del Guairá (Canindeyú).

El detenido, que tiene antecedentes por robo, dijo que recibió 20.000 reales (equivalentes a poco más de 28 millones de guaraníes) por cometer el atentado, pero alegó que no sabía que el blanco era el prefecto. Parte de ese dinero usó para comprar la moto en que se desplazaban para cometer el crimen. Además depositó 5.000 reales (cerca de 7 millones de guaraníes) en la cuenta de su mujer, Djuly Priscila.

El político había sido emboscado por sicarios, quienes les dispararon en la cabeza, boca y abdomen. La víctima logró sobrevivir, fue trasladada a un hospital de la zona y hasta ahora se encuentra internado en grave estado.

El gobernador del Mato Grosso do Sul, Reinaldo Azambuja, dijo que pedirá la ayuda de la policía paraguaya para capturar al mandante del atentado. “El crimen tiene la particularidad por la cercanía de la frontera seca con Paraguay. La región tiene legislaciones y reglas diferentes. El autor ya fue identificado”, aseveró.

ARTÍCULO RELACIONADO:

Prefecto brasileño sobrevive a un atentado en la frontera con Paraguay

Comentarios

Esperá!!
No te pierdas la próxima noticia de Extra

Dale “Me Gusta” para tenernos en tu lista de noticias de Facebook.

Ya le dí "Me Gusta" en Facebook